Lo que comenzó como un sueño

se ha convertido en un milagro

Historia

53. «A todos los huéspedes que vienen al monasterio recíbanles como a Cristo»

En agosto de hace 20 años me acogieron en la hospedería del Monasterio de Silos el Padre Clemente y el Padre José Luis. Me recibieron y me trataron como marca la regla de San Benito.

Durante mi primera estancia recuperé la fe, pues aquellos monjes hicieron justo lo que necesitaba: escucharme. Eso que hoy parece tan difícil de conseguir, que alguien se pare a escuchar. Simplemente eso.

Durante estos 20 años han pasado muchas cosas, pero siempre he encontrado tiempo para volver al Monasterio de Silos. Allí el Señor marcó el camino de mi vida para siempre. Los negocios familiares también han determinado mis sueños gracias a su larga tradición vinícola.

Y es justo ahora cuando ha surgido el milagro. Se han juntado en Santo Domingo de Silos todos los factores necesarios para llevar a cabo un sueño: los vinos de altura gracias a las nuevas condiciones climatológicas, la D.O. Arlanza, mi pasión por hacer grandes vinos y la fe.

Mi ejemplo fueron los monjes. Gracias a ellos conseguí la clave para creer.

David Sebastián
(Viticultor)

La calidad de los vinos en España es reconocida mundialmente, pero faltaba un vino con Alma; y ese vino tenía que nacer en Santo Domingo de Silos (D.O. Arlanza).

1er

vino español
con cuerpo y Alma

Menú
¿Eres mayor de edad? Confirma si tienes al menos 18 años.